Ana Barrero Tiscar

Documentalista, Responsable de Información y Tecnología de la Fundación Cultura de Paz.

En la actualidad realiza su tesis doctoral "Alfabetización en información para una cultura de paz: objetivos, programas y modelos", en el Departamento de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Carlos III de Madrid.

En su tesis pretende poner de manifiesto que el establecimiento de una cultura de paz en la sociedad actual, es un elemento clave para un mundo más próspero, democrático y pacífico. Y que el acceso y uso adecuado de la información son decisivos para lograr ese objetivo de desarrollar y establecer de una cultura de paz. Ya que, una sociedad informada (que produce, accede, usa y comparte la información de forma adecuada, responsable y ética) y unas instituciones y organizaciones que utilizan la información de manera efectiva y eficaz, y la difunden, van a propiciar una ciudadanía más solidaria, comprometida, crítica y con una participación activa, consciente y responsable lo que conllevará al desarrollo real de la democracia y con ello, al desarrollo social, cultural, económico y político de las comunidades, tanto en países pobres como ricos.

Para ello, es necesario que los ciudadanos desarrollen una serie de competencias específicas que los capaciten para adquirir, procesar y aplicar la información de manera adecuada. Esto es lo que se conoce como Alfabetización en Información. Estas competencias deben contribuir a la solución de problemas, a la toma de decisiones y al aprendizaje autónomo a lo lardo de toda la vida (información - comprensión - acción). Es decir, al "empoderamiento" a través de la información.

La pobreza podría erradicarse definitivamente porque en nuestro planeta disponemos de los recursos suficientes para afrontarla. Para lograrlo es necesaria la acción concertada de los Estados, de los organismos internacionales y de la ciudadanía.

Desvelar

Hambre y pobreza en el mundo: 925 millones de personas padecen hambre en el mundo. Y la mitad de la población mundial vive en la pobreza. La pobreza también afecta a los países desarrollados. En España 10 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza.

Enfocar

La pobreza no debe entenderse sólo como la falta de medios económicos, sino como la ausencia de oportunidades para lograr un nivel de vida digno. La pobreza debe considerarse desde una perspectiva multicausal donde intervienen: falta de desarrollo, exclusión, analfabetismo, conflictos, desplazamientos y desigualdades.

Actuar

Cumplir los compromisos acordados por los Estados y los organismos internacionales debe ser una prioridad: destinar el 0,7% del PIB para ayuda oficial al desarrollo; cancelar del 100% de la deuda a los países más pobres; coherencia en las políticas para la erradicación de la pobreza; y asegurar el derecho a la alimentación son algunas de las propuestas.

Navega por el itinerario

Flecha PasoPaso1Paso2Paso3Paso4Paso5Paso6Paso7
Desvelar > Algunos datos

El número de personas pobres es mayor que hace 40 años. El 98% de las personas que pasan hambre viven en países en desarrollo. El 60% de las personas que pasan hambre son mujeres y alrededor de 30.000 niños mueren cada día por la pobreza en el mundo. El hambre es la manifestación más extrema de la pobreza.

Recurso 1
La 'línea de la pobreza' es una línea imaginaria, que establece una separación entre las personas pobres y las no pobres, y cuyo nivel se establece dependiendo del nivel de vida de cada país. La distancia media de los pobres respecto a dicha línea es lo que se denomina 'brecha de la pobreza'. Para medir la pobreza internacional el Banco Mundial sitúa la línea de la pobreza extrema en 1,25$ al día y la pobreza moderada en 2$ al día.
Fuente: Banco Mundial
Tipo: Web 
Idioma: Castellano
URL:
Recurso 2
Los 8,4 billones de dólares comprometidos por los países ricos para salvar a sus bancos de la crisis financiera actual serían suficientes para acabar con la pobreza extrema durante 50 años.